LA LUNA PASA POR LA CASA DE ARIES.

En el ambiente se sienten las energías de los retos, los desafíos y se hace imperiosa la necesidad de dominar, de abrir caminos y de marcar pautas, para que, los que vienen detrás se hagan una idea de lo que se debe hacer. Es un día muy lleno de alborozo y de movimientos en los que se dan ideas nuevas, conocimientos y planes para crear, crecer velozmente, hacer pausa muy breve para impulsarse a lo más lejos, buscar los por qué y dejarlos a quienes vienen detrás para que revisen y distribuyan el saber, que a los pioneros toca descubrir lo que a los secundarios les toca entender.

Día de hacer convenios rápidos y de alcanzar lo que necesitas para estar más a tono con lo que te rodea. Cuidado con los cortes, pues es el día de los cuchillos y de las cuchilladas, de los golpes contundentes y de las jaquecas espontáneas, de los olores intensos, sean malos o buenos, de los resfríos y las gripes, de lo que se siente en las vísceras, de los sueños premonitorios que muy pocos tienen y se cumplen a cabalidad.

Es un día de aparatosos choques, de ideas, de cuerpos, de coches y de visiones, de choques entre generaciones y de innovaciones no planeadas. De salidas planeadas que se frustran y de quitar al nene del coche una y otra vez, rápidamente pues le cae una roca que le puede lastimar o matar, pues le da en la cabeza.

Es un día en el que todo se siente intensificado, la risa es carcajada, el llanto es un lamento profundo y penoso, los miedos son pesadillas y los celos son dramas con siguientes vueltas, muchas detectivescas y minuciosas, encontrando culpables hasta donde no los hay. Color del día rojo intenso, sabor de pasión y olor de trópico al despuntar el cénit. Es un tiempo para logros inesperados y sorpresivos para los que se está trabajando pero que se piensa que será difícil que se logre algo.

Los deportistas estarán muy apremiados y ansiosos, unos por querer ganar y otros por no querer fallar, y que si pasa, nadie lo llegue a notar. Es este el momento de hacer combinaciones exóticas en la cocina, para saber si son buenas antes de que lleguen los expertos, y es un día para combinar colores de suaves a fuertes, de serios a alegres, de pálidos a torna soles o de fuertes a tonos pastel.

Es el día para desenmascarar a los que hacen el mal, para hacer que los cómplices de estos sean puestos a la orden de las autoridades y que todos paguen por lo que han hecho, a la vista de todos o a hurtadillas, todo queda expuesto y los que han estado en el lado obscuro, quedan en el lado claro pero para que se demuestre lo que son, lo que hacen y los hechos tienen hasta testigos. Velocidad, energía que estando bien proyectada se realiza de inmediato en forma de sociedades, de solución de problemas en forma drástica pero efectiva, donde te toca secarte las lágrimas y mirar a otro lado.

Amistades que se traban con sencillez de manera rápida y amistades que se pierden con velocidad acelerada, por un detalle que resulta ser un error para el que deja que la misma se pierda, pues no parece darle la importancia que tiene. Pronto lo va a lamentar, así será para las relaciones de pareja: se traban algunas con rapidez y otras se pierden al mismo ritmo, no se debe dejar que pase eso para no sentir ese dolor y ese hoyo en el corazón que para nada se siente como posible de vencer, por celos, que vienen de la seguridad de sentirte inferior a cualquier rival (real y muchas veces imaginario), o derivan de lo que te imaginas que te pueden hacer, tal como lo haces tú. Así que no deben extrañarse los que crean que todo lo que se da es por azar, por circunstancias alocadas o porque se está condenado a sufrir o a ser felices sin medida, de hecho, creo que a las personas que siempre les va bien aunque sean déspotas y cruelmente malvados, cuando les toca la mano de Dios, es inevitable ser presa de la destrucción y del desamparo.

Todos estos eventos que les he narrado como posibilidades que ocurran en estos dos días y medio, se deben al tránsito de la Luna por la casa de Aries, que en su camino por la octava casa y en frente de la segunda, señalan algo que a veces no se destaca: Es lo material (Casa 2) contra lo psíquico o espiritual (Casa 8), y así serán las acciones de las personas, con alguna tendencia bien hacia lo material o hacia lo espiritual, tanto de los nativos de ese signo, como de los que tengan la Luna de su carta natal en ese signo, los de ascendente en Aries y en menor medida pero con fuerte influencia en el resto de los presentes en el teatro de la vida.

Preparados para un gran cambio de función a pocos días del giro de Mercurio a Retrógrado, que inicia el venidero 7 de julio a las 18:16:01 H. S. (Hora de Costa Rica) que al estar entre los signos de Cáncer y Leo mueve lo concerniente a ambas casas, como son la cuarta (La patria, el hogar, el padre) y la quinta (Los hijos, los proyectos, los amoríos y los amantes). Vayan preparando sus actos.

GUÍA DE LOS SUEÑOS.

Teléfono. + (506) 84538559.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: