LIMPIEZA ESPIRITUAL

Si nos sentimos cansados, sin ganas de seguir adelante, es necesario de vez en cuando hacer una limpieza espiritual y así nos sentiremos con más vitalidad, fuerza y energía para alcanzar nuestros objetivos.

NECESITARÁS:

Un vaso pequeño.

Sal normal, de mar o gruesa.

Vinagre tinto o blanco.

Un plato.

MANOS A LA OBRA:

Primero te aconsejo que prepares varios vasos, según lo grande que sea tu casa. Por ejemplo, pon uno en tu habitación, otro en la cocina, y en cada lugar importante de tu hogar. Recuerda colocar el vaso en los sitios de tu casa en que haya habido conflictos o enfermos. Si es posible, pon un vaso cerca de la entrada de tu hogar, esto te ayudará a que no entren las malas energías.

Ahora empieza colocando la sal en el vaso de vidrio, llénalo hasta la mitad. Ahora pon vinagre en el recipiente, pero no dejes que se llene por completo. Permite que quede un pequeño espacio en el vaso para que no se vaya a regar su contenido.

Ahora pon el recipiente con cuidado en el interior del plato, no dejes que se desborde nada. Reflexiona durante algunos minutos sobre esos problemas que tienes actualmente en tu vida. Por ejemplo, en tus amistades, familia o trabajo e imagina que todo lo malo se ha ido por completo.

Deja que el vaso permanezca durante 10 días en ese mismo sitio. No lo podrás tocar, ya que en el caso de que lo llegues a mover en esos días, el ritual podrá perder todo su poder.

GUÍA DE LOS SUEÑOS.

Para citas o consultas te puedes comunicar conmigo al teléfono (+506) 84538559

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: